lunes, 12 de mayo de 2014

Escribir, escribir, escribir!


Estamos en la cocina, afuera es un día gris y lluvioso. El olor a pan recién horneado inunda todos los sentidos despertando ganas de desayunar.
También el ruido de los elementos propios de la confina, con sus cucharas, y vajilla que se mueve para ser colocados en la mesa. 
La voz materna llama a la familia a la mesa, con un cálido : ¡ ya está el desayuno...! Y cae uno con sus diferentes dinámicas va arribando al lugar. Las sillas crujen y se ubican en los lugares respectivos. El café suena oloroso sobre las tazas de loza y algunos comienzan a masticar crujientes tostadas embadurnadas con dulces caseros y ricas y cremosas mantecas. 
Las voces de todos son roncas, como dormidas a esta hora de la mañana, excepto la de Marilim.
Parece un campanilla que suena sin César, una campanella singular, alegre, chispeante. Su voz es contagiosa, vibrante, pasional. Marilim baila con su voz por toda la mesa y los objetos, las personas y todos los que pueden se dejan embrujar por ella.






viernes, 9 de mayo de 2014

Otoño dorado

A comenzado el otoño y la luz que entra por los vidrios de la ventana del living, es tenue. Los brillos del verano, han dado paso a ese matiz polvoriento que tiene el otoño con sus dorados y suaves tonos en todo el espectro del día.
No menos tenue es mi ánimo, siempre arrastrando los pies y los abrigos de paño para no resfriarse.
El olor a tostadas y a café del desayuno, me abre la mente a escribir nuevos argumentos y noticias en el blog, pero algo distrae mi atención y se diluye esa energía en una simple serie de párrafos sin mucho sentido. Es que aún no organizo mis pensamientos e ideas en una forma de poder expresar realmente lo que pienso.

La autodestrucción de los días

Las noticias no son alentadoras, parece que el mundo se autodestruye todas las mañanas y se reconstruye al atardecer.
La información de la radio, y en general de los medios de comunicación son violentas, y muchas veces con palabras o con imágenes  sangrientas. Esto vende, las personas quieren ver y oír cosas truculentas, y donde el protagonista sea el dolor.
Es incomprensible el porqué nos llama tanto la atención las instancias de dolor, muerte y accidentes. Como son noticias que todos observamos, las agencias de noticias las incorporan como una de las más importantes.
Siempre pienso que diferente sería nuestra sociedad si se informaran de las acciones que muchísimos ciudadanos o grupos de individuos realizan diariamente en bien de nuestra comunidad o del prójimo.
Pero, esa información, no vende. Parece que a nadie le interesa.
Soy asidua seguidora y oyente de radio.

martes, 6 de mayo de 2014

Comenzando a escribir

Hoy es un día para comenzar a escribir. El silencio es casi imperceptible y con esa característica mis neuronas se activan sin que yo me de cuenta. Por este motivo tengo que escribir. Y muchas veces no se cual es el tema que va a surgir y otras, como hoy, si.
La pauta de escritura me la van dando las palabras que comienzan a bailar en los renglones de la hoja en blanco. Es indescriptible como surgen las ideas y se comienzan a organizar en una danza elíptica llena de vueltas y saltos asombrosos.
Hoy particularmente, las veo divertidas y alegres, aunque mi ánimo no es ese.
Lo que pasa es que la muerte rondo mi vida estos días y eso me hizo repensar mucho las cosas que me han pasado estos últimos años.
Hoy decidí pedir perdón a dos personas importantes con las cuales tuve situaciones dificiles en los últimos meses y dias. Pero, no tuve la respuesta que pensé se daría. Por un lado en un caso, no obtuve respuesta a mi pedido de disculpas. Por otro me aceptaron las disculpas, pero no tuve la vuelta de parte de esa persona. Yo esperaba que se disculpara por su exabrupto, pero no fue así.
Por eso me gustaría hablar de la ética y los principios de las personas.