lunes, 19 de octubre de 2015

Las Madres y su día



Día de la Madre en Argentina

Ayer fue un día muy triste, si bien tengo una hija, esta pensó que cómo nosotras no festejamos el día de la madre, no tenía que ni llamarme. La verdad es que me entristeció tanto que fue un día triste en el que no salí a ningún lado. Estaba desilusionada de la actitud que tuvo para conmigo. Finalmente a las seis de la tarde ante una pregunta de ella de como estaba por WA le respondí que esperando que mi hija me llame. Obviamente me llamó pero yo estaba hablando con Elisa y no respondí.
Me sentí mal y menospreciada sobre todo que he pasado parte de mi vida dedicada a ella, dejando de  lado cosas que me interesaban para poder estar a su lado en todo sentido.
Pero bueno, pude desahogarme luego y me sentí mejor.
Ahora entiendo mucho mejor a mi madre y su actitud. Las madres creemos que nuestros hijos deben hacer lo que nosotros pensamos, y por suerte, ellos piensan por si mismos.

Escribir contando


Escribir: el arte de transferir nuestros pensamientos en forma ordenada para que otros lo comprendan.
Y al final estoy empezando a escribir y a contar cosas que me pasan a diario en esta maravillosa pero impactante vida que me tocó.
Ahora escucho una canción de Roberto Carlos, si de el canta-autor brasilero que tanto me gustaba de joven.
Ahora estoy tratando de arreglar mi casa, el jardín, quiero verde y todo lindo para las vacaciones. Espero poder lograrlo... y poder cuidarlo sin mayores complicaciones. Por eso colocaré el riego automático, y hoy viene el que lo va a colocar.

Primera entrada Oficial

  Y cae fuerte y fría la lluvia. Son gotas enormes y pesadas de agua helada. Suena rítmica mente, sonora, vibrante...se siente.
  Ahora paró. e
Igual la lluvia no es afuera, es adentro... llueve en mi mundo y llueve fuerte, con viento, golpeando todo a su paso... es casi una tormenta de lluvia y viento que se siente violente, fuerte y demoledora.
Habrá que esperar que amaine, como se dice en el campo, y mientras tanto dejar que surquen las mejillas esos lagrimones pesados de tanta tristeza que envenenan el alma. Habrá que dejar que los ojos inundados bajen sus aguas angustiadas y se serenen para volver a ver más claro.
Sólo tiempo....

martes, 6 de octubre de 2015

Y es así, hay días en que no podés escribir ni una palabra y otros en que pasarías el día escribiendo diferentes cosas y experiencias.
Cómo hoy hace mucho frío, siento ganas de estar frente al computador escribiendo cosas sobre el frío y las cosas que suceden cuando hace frío, sobre todo en patagonia, donde el frío seco se siente mucho, y más, si se te apagan los caloramas de la casa!!


Para aprender a escribir, hay que escribir todos los días ... eso estoy intentando...

Cuando decidí comenzar a escribir sentí la necesidad de crear un blog que me permitiera poder hacerlo y publicarlo para ir poniendo en "opinión" la escritura ...
Aún no tengo entradas en el Blog, pero seguramente cuanto más escriba, más visibilidad tendré.
Tal vez tenga que hacer más atractiva la narración con la incorporación de fotos o imágenes de mi propia cosecha... no se si será interesante o sólo le agregará algún valor extra. Veré, de qué manera enriquezco el texto con esas incorporaciones que pueden atraer más a los lectores.


Así estoy en este momento, seca y cuarteada, cómo dicen en el campo. Pero pronto lloverá y esa nave dura, vieja y seca, será reparada para poder volver a navegar.
No se porqué subí esa fotografía, pero tal vez exprese lo que soy yo hoy.
No tengo mucho más para decir que espero poder subir otro tipo de fotos pronto.


    La vida pasa rápido y ni nos permite tomarnos una bocanada de aire...por eso hoy decidí hacer un alto y sentir el aire en mi cara, en mis pulmones, y repirar plácidamente mientras camino por el centro de la ciudad.
El sol calienta apenas mi cara, pero el aire inunda mis mejillas y mis pulmones... la ciudad se mueve a una velocidad increíble, yo sigo en paz caminando lentamente por las calles de baldosas rotas y sucias. Ha comenzado la primavera pero aún no se deja sentir...sólo algunos arboles estallan de flores de colores pálidos o fuxias rutilantes. Son los almendros, los ciruelos, los manzanos, tan característicos de esta bella y sureña ciudad.
Ahora mis pasos son más rítmicos, suenan en las baldosas frías como si cantaran un sonido de camino y recorrido. Y llega la laguna con sus aves llenas de vida, volando, nadando e invadiendo la superficie de ondas expansivas de luz.